Minimalismo: Mi comienzo

  Hace algunas semanas me topé con el documental de Netflix llamado “Minimalism,” y para mi fue la culminación de todo lo que he estado aprendiendo en los últimos meses; algo así como la pieza faltante a un gran rompecabezas de aprendizaje. Quiero hablar sobre lo que ha significado el minimalismo para mí, ya que para todos se adapta de acuerdo a sus circunstancias.

  Empezando por el concepto, ser minimalista no significa vivir en reclusión ni privarse de posesiones ni placeres. Mas bien significa quitar de tu vida todo aquello que no necesitas, y de esa forma dar espacio a lo que es indispensable, importante y aquello que añade valor a tu vida; y esto es en todos los ámbitos, tanto material como en las relaciones y pensamientos. Vivimos con tantas cosas materiales y apegos que creemos son indispensables, pero en realidad solo estamos fomentando un estilo de vida consumista, donde creemos que necesitamos tener ciertas cosas para ser felices. Si tan solo pudiera tener esa cámara, sería mas competente en el mundo de la fotografía. Si pudiera tener ese sillón, esas cortinas o ese carro mi vida estaría mas completa. Si tuviera mejor cuerpo, mejor ropa, una casa mas grande, celular mas nuevo, mejor sueldo, etc, etc, etc… Y ahí se nos va la vida, esforzándonos por conseguir mas cosas y por lograr ser mas para llenar ese vacío que cargamos.

  Para mi el consumismo no ha sido comprar cosas compulsivamente porque mi sueldo es muy bajo, pero si ha sido una mentalidad consumista de desear tener muchas cosas, y eso me ha producido una tremenda infelicidad y ansiedad. Lo poco que estaba percibiendo de salario lo gastaba comprando cosas para la casa, ya que para mi la decoración de la casa ha sido una cierta obsesión. Muchas veces me sobrecargaba con trabajos extras con la motivación de comprar un mueble específico, sin importar el cansancio y el estrés que me echaba encima. Una vez que obtenía lo que quería me sentía feliz, pero inmediatamente estaba pensando en comprar el siguiente objeto que hiciera juego con el que acababa de comprar. Algo similar me sucedió con la ropa pero en un grado mas bajo. Tenía esta idea de que si tengo ropa que está de moda voy a verme bonita y la gente me va aceptar; por lo tanto me voy a sentir feliz y ese sentimiento de rechazo y auto-odio que cargo se va desaparecer. Pero una vez que compraba esa blusa, esos zapatos, ese suéter me seguía sintiendo igual de vacía, igual de fea y enferma. Entonces necesitaba comprar mas…

    Hace un año tuve un punto de quiebre en mi vida que me llevó a preguntarme: ¿Qué es lo importante en la vida? En un periodo muy corto de dos meses tuve perdidas realmente significativas: una relación de noviazgo de 3 años se terminó, hubo recorte de presupuesto en mi trabajo y quedé fuera, y mi madre estuvo literalmente al borde de la muerte (¡Gracias a un verdadero milagro de Dios ella está viva y recuperándose!). Todo esto me hizo analizar y cuestionar mi vida entera. Entendí que absolutamente todos los bienes materiales son reemplazables, pero la pérdida de un ser amado es irremplazable… me di cuenta que he pasado toda mi vida adulta esforzandome por lograr cosas volátiles, invirtiendo mi dinero y tiempo en las cosas superfluas.

   Llevo un mes depurando mi casa y todavía me falta. Curiosamente cuando empece a sacar cosas me di cuenta del gran apego y lazos que hacemos hacia los objetos, ¡como si fueran personas! Ha sido un proceso dificil, sobre todo cuando pensé en vender mis muebles de adorno y aparatos electrónicos recreativos para pagar mi deuda bancaria y poder invertir mi dinero en cosas básicas; fue aquí cuando entré en toda una semana de horrible ansiedad; empecé con un conflicto interno sintiendo que me ahogaba y que me iba quedar vacía sin ellos. Después de todo trabajé horas extras para comprar mis muebles, son mi pasión ¿por qué habría de soltarlos? Pero fue aquí precisamente donde me di cuenta que valor tan grande le he otorgado a las cosas materiales, a todo eso que es pasajero y momentaneo. Entonces después de mucho llorar, entendí que el propósito no era soltar mis cosas, sino soltar el apego que tengo hacia las cosas. Decidí poner mis muebles en venta, para mi suerte o desventaja no se cual de las dos, se vendió todo en dos días. Y tengo que confesar que ¡nunca me sentí tan libre! Soltar mis apegos, soltar mis muletas de seguridad, entender que todo lo que necesito en la vida lo llevo adentro de mi y que la felicidad está en mi mente y no en las cosas externas me ha traído inmensa satisfacción. Ahora prefiero salirme a caminar,(cosa que nunca antes hacía por estar pegada a mis aparatos electrónicos) y estoy aprendiendo apreciar la belleza de la naturaleza y las cosas simples.

Y esto ha sido mi primer mes en el minimalismo, soltar apegos y todo aquello que me tenía atada y enferma, que me estaba privando de enfocarme en lo que realmente importa en la vida: las relaciones y la salud. Termino este post con el lema de Joshua & Ryan de Minimalists:

“Ama a las personas y usa las cosas, porque la forma contraria nunca funciona.”

 

 

2 thoughts on “Minimalismo: Mi comienzo”

  1. Tu entrada ha resonado mucho conmigo. Creo que muchos llegamos a este estilo de vida después de algún fuerte punto de inflexión o, al menos, eso fue lo que a mí también me ha sucedido. Yo llevaba años persiguiendo el minimalismo sin alcanzarlo o, mejor dicho, sin comprometerme realmente. Hasta que la vida hizo que mi chip mental cambiara y ahora yo no es un deseo para que mi casa se vea bonita, es una necesidad integral.

    Hoy, agradezco a la vida que me pusiera al punto de redefinir mis prioridades, creo que a ti también te ha de pasar algo similar. Como tú, llevo poco en este camino, y me siento tranquila de saber que aún me queda mucho por recorrer pero no estoy sola.

    Gracias por compartir!

    Like

    1. ¡Muchísimas gracias por tu comentario! Me alegro mucho escuchar tu experiencia, y al igual que tu, saber que no estoy sola en esto. Y pues tambien solo me queda estar agradecida con la vida por permitirnos pasar experiencias que nos han llevado a buscar llevar una vida mas profunda y de valor. ¡Gracias y éxito con tu proceso de la vida minimalista!

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s